¿Cómo preparar la San Silvestre? - Gimnasio Zamora F10 SportCenter

¿Cómo preparar la San Silvestre?

Como preparar una San Silvestre

Llega final de año y las ciudades se llena de runners para disputar todo tipo de carreras populares, incluyendo la prueba reina. La San Silvestre. Por eso si este año te ha picado el gusanillo, pero ya es demasiado tarde os vamos a decir cómo prepararse para correr una San Silvestre o carrera popular por debajo de los 10 kms.

Historia

Hay que remontarse al siglo pasado y cruzar el charco para ver el nacimiento de la carrera. Fue un 31 de diciembre en 1925 en la ciudad brasileña de Sao Paulo donde tuvo lugar por primera vez la carrera. Y fue un famoso periodista brasileño al que después de un viaje a París vio una carrera que se celebraba la primera noche del año el que se inspiró para crear la San Silvestre. Nada tiene que ver aquella primera carrera de 6800 metros que apenas terminaron 60 corredores con las multitudinarias participaciones por todo el mundo de las de ahora.

Como afrontar la San Silvestre (sin competir)

Antes de nada, hay que decir que cada ciudad tiene marcadas unas distancias. Por ejemplo, la prueba madrileña tiene una distancia total de 10 kilómetros mientras que la de Zamora apenas llega a los 4 kilómetros. Por eso, vamos a daros una serie de pautas genéricas a seguir para afrontar una San Silvestre.

Revisión médica: Aunque no es una carrera de mucho esfuerzo, sí que es recomendable hacerse un pequeño chequeo para descartar cualquier patología que ponga en peligro tu salud tanto a la hora de entrenar como de participar en la carrera.

Como preparar una San Silvestre

Fija tu objetivo: Una vez que el médico te ha dado el ok, fija un objetivo. Pero un objetivo que sea realista con tus condiciones físicas. Nadie conoce tu cuerpo como tú y marcarte un objetivo por encima de tus posibilidades hará que te desanimes o que te provoques una lesión.

Este tipo de carreras tienen una estadística alta de lesionados ya que los participantes son amateurs y apenas tienen preparación.

Entrenar de tres a cinco días. Todo dependerá de la distancia total de la prueba y de tu estado físico para afrontarla. Por otra parte, es importante tener paciencia e ir de menos a más para que vayas encontrando tu ritmo y tu respiración. Recuerda que no es una carrera de 100 metros sino de resistencia. Si entrenas en un gimnasio pregunta a tus monitores ellos te ayudaran a gestionar el día a día.

Vigila tu alimentación y tu descanso. Aunque repetimos que no es una maratón es importante comer bien (con las vistas puestas en la carrera) y descansar. Recuerda que todos los detalles importan.

Nada de pruebas. El día de la carrera utiliza la ropa que has venido utilizando normalmente sobre todo en las zapatillas. Evitarás rozaduras y ampollas que te dejarán KO para la fiesta de la noche.

Disfruta. Es lo más importante sobre todo si es la primera vez. No le des importancia al tiempo (o al menos dale la justa). Es una carrera para disfrutarla. Ya tendrás tiempo en otras carreras (si te empieza a picar el gusanillo del running) de pensar en tiempos y en maneras de mejorar.

 

F10 Sport Center - Autor

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.