¿POR QUÉ PERDEMOS LA MOTIVACIÓN DE ENTRENAR? - Gimnasio Zamora F10 SportCenter

¿POR QUÉ PERDEMOS LA MOTIVACIÓN DE ENTRENAR?

POR QUÉ PERDEMOS LA MOTIVACIÓN DE ENTRENAR

En otros artículos de nuestro blog  hemos afrontado el tema de la búsqueda de motivaciones para volver al gimnasio o buscarlas para no abandonar a las pocas semanas.  Pues bien, este articulo vamos a dedicarlo a intentar responder a la pregunta de por qué hemos perdido la motivación de entrenar. Y quizás plantearte esta pregunta haga que vuelvas (si lo has llegado a dejar) con ganas al gimnasio de cara al otoño o el invierno.

El estado anímico

¿Te encuentras bien de ánimo? Durante nuestra vida pasamos por mejores y peores momentos. Son etapas. La muerte  de un familiar o amigo, la pérdida del puesto de trabajo, estrés de la vida diaria, la monotonía diaria o simplemente problemas familiares pueden provocar que tu estado anímico esté más bajo de lo normal y te apetezca poco o nada hacer ejercicio. Pues aunque no lo creas (ya hemos hablado alguna vez en otros post) hacer ejercicio es bueno para el ánimo. Te ayuda a desconectar por un rato de las preocupaciones y te hace sentirte mejor. Sólo tienes que “empujarte” un poco del sofá y ponerte las pilas. Aunque los grandes esfuerzos en los ejercicios los dejes para cuando te encuentres mejor.

¿No ves resultados?

Llevas tiempo haciendo ejercicio y no ves resultados. Antes de que abandones definitivamente, hazte tres preguntas. ¿Estoy esforzándome lo suficiente? ¿Mi objetivo era real? ¿Como de forma saludable? Si en al menos una de ellas fallas deberías planteártelo y cambiar. Si no encuentras la respuesta o tienes dudas en alguno de tus planteamientos pide ayuda o consejo a los profesionales y así no abandonar. En nuestro gimnasio puedes plantearle estas dudas, los monitores te ayudarán.

POR QUÉ PERDEMOS LA MOTIVACIÓN DE ENTRENAR

¿Te diviertes con lo que haces?

Que te guste lo que haces es fundamental. Para hacer ejercicio hay que divertirse y si tu rutina te aburre, cámbiala. Quizás te apuntaste al gimnasio (o a un deporte en particular) por una amigo/a y después de unas semanas ves que no es lo tuyo. Pues lo tienes bien fácil. Prueba otras cosas.

¿Que en las salas de máquinas te aburres?, apúntate a alguna clase. Tienes un montón donde elegir; Zumba, Pilates, Hiitbox, T.A.F, estiramientos… También puede suceder que no te gusten las clases. Pues es sencillo habla con los monitores (esto no sucede en todos los gimnasios. En el caso de F10 Sport Center sí) y que te diseñen una rutina que se adapte a lo que buscas. También tienes la opción de alternar clases y maquinas.

¿Te encuentras cómodo con la gente que te rodea?

Como en la vida misma, tener un ambiente agradable a tu alrededor es fundamental para desarrollar cualquier actividad. Pues en la práctica del deporte pasa igual.  Si no te encuentras cómodo/a y es imposible revertir la situación, cambia entorno. Hay otros deportes, otras actividades, otros equipos u otros centros donde poder seguir haciendo lo que realmente te gusta.

Como ves, buscar el porqué de tus desmotivaciones requiere un pequeño planteamiento de tu situación y preguntarte a ti mismo/a estas cuatro cuestiones antes de dejarlo definitivamente.  Si eres uno/a de ello/as cuéntanos tu experiencia y como lograste no dejarlo.

F10 Sport Center - Autor

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.