AGUJETAS, QUÉ SON Y COMO PREVENIRLAS - Gimnasio Zamora F10 SportCenter

AGUJETAS, QUÉ SON Y COMO PREVENIRLAS

Hay dos días al año que todos los usuarios a los gimnasios comparten y son las dos primeras sesiones.

DIA 1: ¡Venga ya está! Me apunté. Empiezo suave, que es el primer día. Un poco de bici, otro rato de elíptica y un mix de ejercicios para ir preparando al cuerpo. Ducha después de sudar y camino a casa teniendo la sensación del deber hecho.

DIA 2: Nos despertamos para ir a trabajar y… ¡SORPRESA!  ¡Qué dolor! ¡No me puedo ni mover! Siento dolor en zonas de mi cuerpo que no sabía ni que tenía. Otra vez las malditas agujetas.

Pero ya que la mayoría conocemos cuales son los síntomas, vamos a saber un poco más de ellas. Para empezar que son y por qué se producen.

Las agujetas son dolores musculares de acción tardía producidas por un esfuerzo. El inicio del dolor se da a partir de las 12 horas después de realizar la actividad y el pico de intensidad del dolor suele ser a las 48 horas, por lo que eso de que las agujetas duelen más el segundo día que el primero resulta cierto.

ALGUNOS MITOS…

  • Uno de los más extendidos es que las agujetas son fruto de la cristalización del ácido láctico. FALSO
  • Estirar previene de las agujetas. FALSO. Estirar antes y después ayuda al músculo a adaptarse al ejercicio y al reposo después de la actividad. Pero no evitará la aparición de las agujetas.
  • Son buenas. FALSO. Las agujetas no significan más que la consecuencia de una actividad física tras un largo parón. Pero ni podemos decir que sean buenas o malas. Es más, la teoría más extendida es que son microrroturas musculares.
  • Realizar ejercicio para que desaparezcan. FALSO. Lo más adecuado es el reposo, aunque también puedes hacer un reposo activo con una actividad más suave, que eso sí, ayudará a mitigar un poco el dolor. Un sobreesfuerzo con agujetas puede desencadenar en una lesión muscular seria.
  • El azúcar con agua ayuda. FALSO.

Después de conocerlas un poco más podemos decir que las agujetas son casi inevitables si después de un periodo largo de inactividad decides cambiar tu rutina y empezar hacer ejercicio. Una recomendación es empezar con una actividad suave donde los músculos no sufran demasiada fatiga, así al día siguiente no tendrás que arrepentirte.

Por el contrario, si inevitablemente eres de los que te has levantado con ellas después de una jornada intensa, lo más recomendable es poner algo de frio en la zona dolorida para mitigar el dolor o incluso si el dolor es muy fuerte los expertos recomiendan tomar un antinflamatorio. Como hemos dicho antes, guardar reposo o realizar una actividad suave los días posteriores ayudará a sobrellevar el dolor de las agujetas.

F10 Sport Center - Autor

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.